La fe

Un médico que cree en la existencia de virus infecciosos y en la eficacia de las vacunas está en la profesión equivocada. Debería convertirse en un pastor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *